Formas de reducir las ausencias y cancelaciones de último minuto

¿No es un poco molesto cuando un cliente cancela repentinamente una cita que ha estado preparando durante las últimas horas? A veces, ni siquiera se molestarán en contactarlo y simplemente no aparecerán.

No presentarse y las cancelaciones de última hora son la pesadilla de la industria de servicios, especialmente los salones. Y si bien no todos podemos eliminarlo de manera realista, hay formas en que podemos reducirlo.

En este artículo, exploraremos 3 formas sencillas para asegurarnos de que su salón reciba pocas cancelaciones de último minuto y no se presente.

No confíe en citas programadas

La mayoría de las veces, las personas no saben lo que harán todos los días. Es posible que hayan hecho una cita con usted, pero eso aún puede cambiar, especialmente si hay asuntos urgentes que deben atender. A veces, simplemente olvidarán que tienen una cita con usted.

La buena noticia es que aún puede hacer que las citas previas funcionen. Solo considere estos consejos:

  • Una vez que un cliente haya hecho una cita, programe una llamada o envíele un mensaje de texto un día antes de su cita.
  • Considere permitir que solo clientes confiables programen una cita; pero solo escriba a los clientes que han tenido un historial de cancelaciones de última hora o que no se presentaron (aquellos que lo han hecho más de una vez).
  • Si bien se da prioridad a los clientes confiables, como cortesía, no se olvide de contactar a los clientes con historial de no presentación cuando se les haya asignado un lugar.

Crear una política de cancelación o no presentación

Al final del día, estamos manejando un negocio. La cantidad que estamos perdiendo debido a la no presentación y las cancelaciones no solo afectará las ganancias y pérdidas del negocio, sino también el sustento de los estilistas a su cargo. Ser un poco estricto para que los clientes respeten su tiempo como lo hace con el suyo no es mucho pedir.

Considere crear una política firme sobre estos asuntos y asegúrese de que todos lo sepan. No lo publique solo en su sitio web o página de redes sociales. Siempre que un cliente programe una cita, pregúntele dónde puede enviar la política para que tenga una copia.

Entonces, ¿cuál debe ser el formato de la política? La clave es darles tiempo para cambiar de opinión. Incluya cuánto tiempo está dispuesto a darles para cancelar o reprogramar la cita antes de incurrir en una tarifa. Algunos salones generalmente les dan a los clientes 24 horas para la reprogramación y 48 horas para la cancelación.

Fortalecer las relaciones con los clientes.

A menudo, los clientes se tomarán el tiempo libre de su día para asistir a su cita en el salón o se esforzarán por llamar antes para cancelar. Y lo hacen porque la relación que se creó entre usted y ellos es importante.

Créanos cuando decimos que si usted y todo su personal no se esfuerzan por fortalecer su relación con los clientes, sin importar cuán de primera línea sean sus productos o cuán reconocidos sean sus estilistas, su nivel de compromiso seguirá disminuyendo.

Reducir la cantidad de personas que no se presentaron y la cancelación de última hora realmente requiere un esfuerzo tanto del cliente como de su salón. Siga estos consejos y asegúrese de que todos sus clientes tengan claro cuáles son sus políticas para ellos, al tiempo que les muestra que realmente valora su tiempo.

Dejanos un comentario